Razón vs. Emociones

En todas las personas hay diferentes cosas que priman ¿Eres emocional o racional? Ambas son como aceite y agua, se repelen, pero a la vez no pueden existir la una sin la otra.

En  nuestra sociedad gay domina la razón, es cómo el comunismo a la sociedad moderna. Si actuamos por impulso, se nos castiga, se nos ve mal. Basado en la necesidad de establecer un orden en la sociedad, este no deja espacio para el caos o simplemente las acciones que no pueden ser explicadas. Pero no pueden haber cambios, si es que no se aprende a respetar los que se reprime y entenderlo.

¿Domina tu razón? Logras nublar las emociones para poder tomar una decisión certera y por más que sacrifiques algo que te haga sentir mal, al final te sientes tranquilo al saber que actuaste con la cabeza. Dentro de la lógica no hay probabilidad para fallos, sólo cálculos y probabilidades. Siempre apostando por lo que nos ofrece la salida más ventajosa. Este dominio te ayuda a encajar y estar bien en la sociedad, te respetarán por lo bien que te mantienes en tu entorno.

¿Domina tu emoción? Logras nublar tus pensamientos para poder actuar. Las emociones son una guía y el problema de muchas personas es que no saben usarlas. Tu intuición te enseña a arriesgar las cosas por lo que uno quiere, no importa lo que sea, no importa lo mucho que cueste, por más que parezca imposible. El dominio te ayuda a ser diferente a los demás, resaltar y te respetarán por los cambios que provocas a tu alrededor.

Uno de los principales problemas de juzgar en búsqueda de un orden, nos aleja de poder mejorar, cada uno. Las personas racionales son las que terminan manteniendo el orden de las cosas cómo están, manteniendo lo que se ha logrado hasta ahora, lo cuál es importante. Pero al reprimir a las personas emocionales y juzgándolas por sus acciones evita que se logren los cambios que hacen falta. Luchar por lo que parece imposible, es parte de lo que nos hace humanos.

La represión provoca, que muchas personas traten de actuar “cómo es debido”, pero en ese proceso perdemos mucho talento en nuestra generación. Aprendamos a querernos por quiénes somos y lo que podemos aportar a los demás.

Si eres una persona emocional, no reprimas tus emociones si las traicionas te harán pasar papelones luego… porque te las van a cobrar, estate seguro. Luchar contra ellas, es una batalla perdida. Aprende a vivir con ellas, cada cosa que te provocan hacer, es una lección para toda tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.