Runic: 69

Un capítulo controversial

Gerardo está revisando el grupo de Red Social Runic, y se da cuenta de cosas raras. Coge el teléfono y hace una llamada.
Gerardo: ¿Aló? ¿Christian?
Christian: ¿Gerardo? ¡Qué milagro que llames!
Gerardo: ¿Hay algo que quieras contarme?
Christian: ¿Contarte? ¿Qué cosa?
Gerardo: Nada, solo que vi unas cosas raras en Runic.
Christian: ¿En Runic?
Gerardo: Sí, tú sabes, la gente comenta…
Christian: ¿Qué dicen?
Gerardo: Qué te besaste con alguien en la fiesta en el departamento quemado ¿es cierto?
Christian: Pues… sí.
Gerardo: ¿Y porque no me contaste?
Christian: Pasó el sábado y pues solo ha sido eso.
Gerardo: ¿Seguro?
Christian: Seeee
Gerardo: Te conozco bien Christian ¿Te gusta el chico?
Christian: ¡Está con pareja!
Gerardo: Te pregunté si te gusta, no si está con pareja.
Christian: (no sabe qué decir)
Gerardo: Lo sabía, te gusta ¿no?
Christian: Un poco…
Gerardo: Pero… ¡me dijiste que esperarías!
Christian: Fue inesperado, estaba bailando con él y pues se dio.
Gerardo: Yo fui a esa fiesta.
Christian: ¿¡Estuviste en la fiesta del depa quemado!? No te vi.
Gerardo: Yo tampoco te vi, te fui a buscar porque me di cuenta que lo que estaba pasando con ese chico no era lo que yo quería. Lo hablamos, me darías tiempo para ver si el chico era lo que yo buscaba.
Christian: ¡No puedo creerlo!
Gerardo: Es la verdad, yo te fui a buscar al depa quemado porque quería arreglar las cosas, tú eres lo que yo quiero ¿Por qué no me esperaste?
Christian: ¡Yo sí te esperé!
Gerardo: (callado)
Christian: Yo sí te esperé Gerardo, pero lo que pasó con Jorge se dio, yo sin esperarlo. Y ahora me gusta Jorge.
Gerardo: ¡Pero solo ha sido un agarre! ¡Además no me dices que está con pareja!
Christian: Confiaré en mis instintos.
Gerardo: ¡Qué terco! ¡Pero date cuenta que eso no significa nada! Yo estoy aquí diciéndote que te amo.
Christian: Gerardo, así cómo te di tiempo, te pido lo mismo.
Gerardo: (pausa) ¿Hoy lo verás en la reunión de Runic?
Christian: Eso espero (pausa) ¿Gerardo?
Gerardo: Está bien, haz lo que quieras. Chau
Christian: Chau.

Gerardo cuelga el teléfono y revienta en llanto.

La noche se hace más penetrante, las luces de los postes callejeros aumentan el misterio de la dama de las tinieblas ¿La razón? Una fiesta temática en la casa de Santiago un chico de Runic, quién ha prestado su casa para la ocasión, una fiesta temática en honor de nuestra querida Amy Winehouse, que en paz descanse. Los trajes son variados, algunos músicos de jazz, otros con largas cabelleras que se menean en las luces de la fiesta. Marcos ha traído sus luces y con la ayuda de todos nosotros las hemos colgado en la pared: Runic, hemos escrito. Cuando cree la red social, no imaginé este momento, el primer evento que organizamos como grupo, y el inicio de muchos más. Decidí ir de un magnate del jazz, compré una gorra para la ocasión, estoy impaciente, a pesar de todo cuento con mis amigos, la fiesta está encaminada, los tragos no escasean, solo faltas tú, Jorge.


 Marcos se le acerca a Christian por detrás y lo abraza.
Christian: ¿Marcos? (lo empuja) ¿Qué te sucede?
Marcos: Solo quería abrazarte
Christian: (siente el aroma en su aliento) ¿Has estado tomando?
Marcos: Solo un poquitito.
Christian: Te has excedido.
Marcos: No nada que ver, estoy bien.

Marcos trata de cogerse de un mueble pero fracasa, se cae sobre el piso.
Christian: ¡Santiago! Ven ayúdame.
Santiago: ¡Voy!

Santiago y Christian recogen a Marcos del piso y lo llevan a un mueble.
Christian: ¿Y ahora? Así no se puede quedar acá
Santiago: Podemos dejarlo en mi cama
Christian: ¿Seguro?
Santiago: Claro, ni modo que se quede acá haciendo escandalo.
Christian: Gracias Santiago, no entiendo cómo puede haber terminado así, es administrador de Runic.
Santiago: No te preocupes, a todos nos pasa alguna vez ¿Te ayudo?
Christian: Porfa, gracias.

Ambos cargan a Marcos y lo llevan al cuarto de Santiago. Santiago coge un tacho de basura.
Santiago: Por si arroja.
Christian: Me quedaré un rato con él, hasta que se le pase un poco.
Santiago: Ok, cuidaré que las cosas no se salgan de control allá afuera.
Christian: Gracias, Santiago,eres lo máximo.
Santiago: No te preocupes, él te necesita más por ahora.

Christian se sienta al costado de Marcos.
Marcos: ¿Christian?
Christian: Sí soy yo ¿Cómo te sientes?
Marcos: Bien, estoy bien.
Christian: (risas) Bueno me imagino que te sientes mejor, porque “bien” lo dudo mucho.
Marcos: Aahhh…
Christian: Descansa, estaré contigo hasta que se te pase.
Marcos: Gracias.
Christian: No te preocupes, oye pero ¿qué fue? No debiste haber tomado tanto.
Marcos: Lo sé, es que…
Christian: ¿Qué?
Marcos: Christian me gustas.
Christian: (se sorprende)
Marcos: Christian eres muy lindo, eres atractivo, a la gente le caes bien, y pues estoy loco por ti.
Christian: Marcos… yo…
Marcos: Sé que lo que ha pasado con Jorge te ha movido un poco, pero mírame estoy siendo sincero, mis sentimientos por ti lo son todo.
Christian: Marcos no bromees, debe ser el trago.
Marcos: Los borrachos siempre dicen la verdad.
Christian: …
Marcos: Yo te quiero, y Jorge no te merece.
Christian: Eso no lo sabes.
Marcos: Yo sé, yo siento y no importa lo que hagas, eso no cambiará lo que siento por ti o lo que tu sientes por mi.
Christian: ¿uh?
Marcos: ¿Crees que no me he dado cuenta? Te gusto.
Christian: Eso no lo sabes…
Marcos: Claro que sí, la forma en que tus ojos se pierden con los míos, debí actuar más rápido y siento que te pierdo.
Christian: Nunca vas a perderme como tu amigo.
Marcos: ¿No entiendes? Yo te quiero a ti.
Christian: Marcos, esto no puede ser. Sabes lo que siento por Jorge, no lo hagas más difícil.
Marcos: ¿Jorge? Eso desde hace una semana, dime ¿Qué pasaba antes?
Christian: Marcos…
Marcos: ¿Qué pasaba?
Christian: Nunca sentí algo más que una amistad por ti. Jorge es a quién yo quiero ¿me entiendes?
Marcos: Pero ¿Qué puedo hacer para demostrarte lo que siento?
Christian: Lo siento, pero nada.
Marcos: Pero… es que… tu me gustas (comienza a lagrimear) Daría cualquier cosa por ti, incluyendo mi vida.
Christian: (lo abraza): Te aconsejo cómo el amigo que aún tienes, para que haya amor, pues tiene que ser mutuo, no lo confundas con una obsesión. Marcos, sé que puede ser duro, pero siempre me tendrás cómo amigo. Eres una persona en verdad genial. Por más, que te alejes, después de todo esto, lo entenderé. Pero guardaré siempre lo bueno en ti.

Santiago interrumpe en la habitación.
Santiago: Oye Chris.. (mira) ¿Interrumpo algo?
Christian: No nada, estamos bien ¿Pasa algo?
Santiago: Jorge ya está aquí.
Marcos: …
Christian: Ahora voy.

Santiago asiente y se retira.
Marcos: No vayas.
Christian: (pausa) Sabes lo mucho que me gusta Jorge, no puedo dejar pasar esta oportunidad.
Marcos: (llora)
Christian: Todo estará bien Marcos.

Christian se para.
Marcos: ¡Nunca me quisiste de verdad!
Christian: (pausa) …

Christian sale de la habitación entra al pasillo. Se topa con Santiago.
Santiago: Christian no soy ciego ¿Por qué Marcos está llorando?
Christian: …

Por otro lado, Gerardo y Daniel se encuentran en un parque.
Gerardo: Gracias por venir Daniel, en serio.
Daniel: No te preocupes, cuando te escuché por teléfono fue too much ¿Llorabas? ¿Por qué? ¿qué pasó?
Gerardo: Hablé con Christian.
Daniel: ¿¡Qué!? ¿Cómo así?
Gerardo: Lo llamé.
Daniel: Y ¿Qué te dijo?
Gerardo: (pausa) Me dijo que está enamorado de otro pata (lagrimea)
Daniel: (Lo abraza) ¿Qué pasó?
Gerardo: Él me había dicho que me esperaría.
Daniel: ¿Esperarte?
Gerardo: Sí… lo que pasa es que yo conocí a un chico en este poco tiempo después de que termine con Christian, y me enamoré, luego vino Christian y dijo que aun sentía cosas por mi. Pero yo ya estaba en otra cosa con este pata. Igual lo pensé, y pues me di cuenta que este chico no era lo que quería sino a Christian. Y cuando por fin la tengo clara, sucede esto.
Daniel: Pero no entiendo, a Christian ¿le sigues gustando?
Gerardo: Sí
Daniel: Mm yo tampoco entiendo ¿Está enamorado?
Gerardo: Bueno dice que le gusta.
Daniel: Pero como dices puede que sea solo un gusto entonces, no deberías preocuparte.
Gerardo: Mm ¿tu crees?
Daniel: Pues sí, si el te quiere en verdad no importa lo que suceda o las personas que le gusten, esos son solo gustos, si te ama, al final se dará cuenta de ello y te buscará, no importa lo que suceda. Así cómo te pasó a ti, tu también te diste cuenta de que lo que buscabas era a él. Esto solo es una piedra en el camino.
Gerardo: Si en verdad me ama no importa lo que suceda, siempre será así…
Daniel: Exacto
Gerardo: Gracias Daniel, me siento mejor.
Daniel: No te preocupes Gerardo, somos amigos ¿recuerdas? Para eso estamos.
Gerardo: Cierto.
Daniel: Anda vamos a comer algo en el Mc Donald’s.
Gerardo: Oka.

De regreso en la casa de Santiago, Christian está sentado con frío, Santiago lo escucha recostado contra la pared del patio, debido al frío la gente se ha quedado adentro.
Santiago: ¡No puedo creerlo! Todo lo que me cuentas parece tan irreal.
Christian: Lo sé, parece tan irreal.
Santiago: ¿Qué pensabas cuando le dijiste a Gerardo que te espere?
Christian: Mis sentimientos eran sinceros, de verdad lo quería.
Santiago: Entonces ¿qué pasó? ¿Por qué no lo esperaste?
Christian: No es que no lo haya esperado. Es solo que en este tiempo solo, los sentimientos que tenía por Jorge pues fueron creciendo, el tiempo no espera. Se dio el momento con Jorge…
Santiago: Vaya momento…
Christian: Bueno no fue el mejor de todos… pero fue un momento y ahora lo que siento es innegable.
Santiago: Entonces ya no lo esperaste realmente por esa razón.
Christian: Sí.
Santiago: Qué hardcore ¿Y que hay de Marcos?
Christian: A Marcos siempre lo voy a ver cómo un buen amigo, en este tiempo lo he conocido y pues no es mala persona.
Santiago: Oye Chris, no tienes porque sentirte mal por ellos.
Christian: Igual jode. (lo mira) Eres la primera persona a la que le cuento esto.
Santiago: (sonríe y piensa su respuesta) ¡Ya! Basta de sentirte mal, es “LA” fiesta de Runic y tú no puedes estar así. Además, hay un chico allá adentro que muere por ti y tienes que ir por él, lávate la cara y haz lo que viniste a hacer.
Christian: ¿Tú crees?
Santiago: Tienes algo acá, espera (le saca una pestaña suelta del rostro a Chris, la pone en su dedo y lo junta con el de él) Pide un deseo.
Christian: Listo

Santiago remueve su dedo, la pestaña se ha pegado en el dedo de Christian.
Santiago: Se cumplirá (sonríe).
Christian: (sonríe) Gracias (se abrazan).

Jorge se encuentra conversando en la cocina en un grupo de gente.
Christian: Hola Jorge
Jorge: (se sorprende) Hola Chris, disculpa la demora.
Christian: ¿Llegaste normal?
Jorge: (risas) Justo me encontré con la mamá de Santiago y ella me trajo, así que no hubo mayor problema. La casa está bien metida ¿no?
Christian: Sí, bueno un poco, cómo no hay números claros, mejor citamos a la gente en la avenida. Y de ahí los vamos a recoger. Oye ¿ya viste el Runic escrita con luces de navidad azules?
Jorge: Claro, está bravazo ¿Fue difícil ponerlo?
Christian: Un poco, nos tomó un tiempo colocarlo. Es más, no le digas a nadie pero creo que eso va a dejar marca.
Jorge: ¿¡Dejar marca!?
Christian: Sí es que lo hemos puesto con masking tape y pues, verás, tratamos de reacomodarlo, pero la pintura se salió.
Jorge: (risas) Bueno ya fue.
Christian: Bueno sí, tienes razón. Al menos por ahora (risas)

Y se quedaron viéndose como si el tiempo se hubiese detenido, cómo si las luces parpadeantes de la casa se hubieses vuelto una bomba de tiempo, una bomba de sensaciones y emociones. Alimentada por el feeling que conecta a dos almas en juego,  la misma razón que alguna vez recorrió sus cuerpos una semana atrás.
Christian: Bailemos Jorge, solos tú y yo.
Jorge: (asiente)

Christian lo coge de la mano y lo jala a la pista de baile, Jorge ya está hechizado. Marcos sale de la habitación en donde ha estado, se sienta a un costado a observar la escena con una mirada de pocos amigos, lo invitan a bailar, pero este lo rechaza, su mirada ha cambiado totalmente, mira con furia, saca su celular y comienza a tomar fotos. Santiago que estaba llevando unos tragos, se detiene, hipnotizado por el acontecimiento.

Y ante la mirada de todos los presentes, Christian jaló a Jorge a la mitad de la pista de baile en el punto de dónde todos pudiesen ser contagiados de la anestesia que provoca estar con la persona que sientes estás destinada a conocer.

Christian y Jorge se besan. Una persona recibe las fotos tomadas por Marcos.

Todos los presentes y hasta la noche misma, se volvieron cómplices de las estrellas más cálidas que hayas visto en el firmamento de aquella noche de invierno ¿Qué desencadenarán los hechos de esta noche? Chris, cuidado con Marquitos, este chico es de armas tomar.

Comienza a amanecer en la casa de Santiago.
Santiago: Ya dentro de poco amanecerá, si quieren quedarse normal por mí.

Jorge mira a Christian.
Jorge: ¿Te quedarás?
Christian: Para amanecer contigo (sonríe)

Jorge se siente feliz, una extraña sensación que recorre su cuerpo, lo hace sentirse protegido.
Christian: ¿Me acompañas al cuarto? Sacaré mi saco, hace frío como para dormir así.
Jorge: Vale

Ambos se escabullen al cuarto, aun en la oscuridad, notan que hay muchas personas durmiendo allí.
Jorge: (susurra) Parece que el cuarto está lleno…

Christian le roba un beso a Jorge. Se abrazan y comienzan a besarse.
Santiago: (interrumpe en la habitación)…

Christian y Jorge se separan y sonríen. Santiago se hace el loco.
Santiago: Chicos ya no tengo sábanas, disculpen.
Christian: No te preocupes, ya nos arreglaremos.

Christian y Jorge salen a la sala, muchos chicos ya están buscando donde acobijarse por la noche. Jorge coge una silla, Chris lo sigue. Chris termina juntando un par de muebles. Santiago acomoda unas sillas frente a Christian y Jorge se echa. Jorge es friolento y muere de frío. Christian se saca el saco y abriga sus piernas, se saca la chalina y abriga sus manos. Se duermen un rato.

Marcos que también se ha quedado a dormir, está pendiente de lo que está pasando, a escondidas.

Christian se levanta,  va a buscar una colcha en donde ambos puedan abrigarse y regresa, se acuesta boca abajo con respecto a Jorge. Una vez cubiertos bajo las sábanas, Jorge le agarra la mano a Christian, Christian se acurruca junto a Jorge. Se miran, se sonríen. Juegan con sus dedos, en poco tiempo están usando la boca para darse cariño en las manos del otro, es excitante. Finalmente, no aguantan más, se acercan y se besan. Sus labios chocan como mil estrellas, muestran su afecto sincero.

Marcos nota todo el movimiento, aprovecha el momento, toma una fotografía y lo titula el “69”.

Más tarde esa mañana, los chicos se despiden de Santiago.
Jorge: Gracias por todo Santiago, en realidad la fiesta ha sido un éxito.
Christian: Si, realmente es un primer paso para Runic.
Santiago: (risas) ¿Sólo para eso?

Ambos se quedan callados. Todos se ríen.
Christian: ¿y Marcos?
Santiago: Se fue más temprano.
Christian: ¿Qué sí? Espero esté bien.
Santiago: No te preocupes, estaba bastante consciente.
Christian: Oh, ok.

Ambos se despiden y comienzan a caminar.
Christian: Oye Jorge ¿podemos conversar un rato? Quiero hablar de todo lo que está pasando…
Jorge: Oh Claro.
Christian: Ve, vamos a un lugar más tranquilo.

En otro lugar, en la sala de una casa bien acomodada. Dos personas discuten sobre el futuro de sus andadas.

Marcos: ¿Y te gustaron las fotos?
Roberto: …
Marcos: Ese 69 estuvo demasiado bueno.
Roberto: Debo admitir que deberías considerar una carrera como Paparazzi
Marcos: Lo sé, siempre se me han dado bien los escándalos, es parte de lo que soy un #DramaQueen.
Roberto: (risas) Claro, eres famoso en twitter. La gente te conoce. Ahora dime ¿por qué has venido?
Marcos: No es obvio, creo que tenemos a alguien a quién ambos tenemos interés en destruir.
Roberto: (risas) No es que quiera subestimarte, pero ¿en serio crees que puedes ayudarme?
Marcos: Me necesitas, por más que quieras, no conoces a Christian, sus debilidades y sus puntos fuertes. Él me considera un buen amigo, yo ya estoy dentro ¿Tú qué esperas lograr solo?
Roberto: Sigue hablando.
Marcos: Yo te propongo un pacto de perras.
Roberto: (risas) Marcos debo admitir eres todo un personaje.
Marcos: Gracias ¿Tenemos un trato?
Roberto: Sabes lo que quiero y mis motivos son claros para ti ¿Cuáles son los tuyos?
Marcos: (con ira) Ese player jugó con mis sentimientos y ahora me las va a pagar (recuperando la compostura) Tan sencillo como eso ¿aceptas?

Marcos le extiende la mano a Roberto. Roberto acepta el trato.
Marcos: Los dos unidos para destruir a Runic y al maldito de Christian.
Roberto: (risas) Mucho drama para mí, sin embargo debo admitir esto realmente suena interesante.

Jorge y Christian se sientan en el césped de un parque a conversar.
Christian: No sé por dónde empezar.
Jorge: Tranquilo, sabes que puedes decirme.
Christian: Estoy preocupado, sobre todo, o sea cómo esto puede afectar nuestra imagen, reputación… estamos jugando con fuego.
Jorge: Tienes razón, la verdad es que no he pensado mucho en eso.
Christian: Tiene sentido, las cosas han pasado muy rápido como para que lo hayas hecho…
Jorge: …
Christian: En la vida uno comete muchos errores, yo los he cometido. No siempre es fácil decirle la verdad a alguien, por ejemplo a mi ex nunca le pude confesar todas las cosas que sentía que me llevaron a terminar la relación, no fui del todo sincero al final, porque no quería lastimarlo. Con situaciones así es que uno cambia, he cargado con eso por un tiempo y me alegra ya no seguir con eso, es lo peor que uno puede hacer. Quiero empezar bien, cuidar lo que tengo, ya no quiero seguir cometiendo errores.
Jorge: Con Roberto… sé que se ha equivocado. Estamos en break y todo, y aun así no lo entiendo no es fácil enterarse de algunas cosas. ¿Tú crees que debería perdonarlo?
Christian: (le cuesta tratar este tema sabiendo lo que siente por Jorge) Yo no puedo decirte qué hacer…
Jorge: No es la primera vez que se equivoca, o sea hemos tenido una relación larga y han pasado tantas cosas…
Christian: (forzándolo) Pero si lo has perdonado antes ¿por qué no hacerlo ahora?
Jorge: Es que ya no confío en él.
Christian: Una relación se basa en confianza ¿cómo podrías estar con alguien así? O sea si uno quiere su relación, no va y la destruye de esa forma.
Jorge: …
Christian: Mira, todos nos equivocamos, pero esos errores son indicadores de lo que una persona siente realmente.
Jorge: Pasaron cosas hasta con nuestros amigos más cercanos…
Christian: Jorge tú vales más que eso. Pero tampoco puedes pedir más, o sea él lo hizo con extraños, lo dejaste pasar; con amigos y lo dejaste pasar… ¿Cómo puedes pedir más? ¿Cuando tú ni siquiera te respetas a ti mismo?
Jorge: …
Christian: Tú no lo quieres realmente.
Jorge: ¿Ah?
Christian: Nada, solo que tienes que pensarlo bien. Yo quiero empezar de nuevo y dar lo mejor de mí, de alguna manera no equivocarme en las mismas cosas, una vez que se han roto o pasado ciertos límites las cosas nunca serán iguales. Mira… Gerardo me dijo que quiere regresar conmigo, pero yo sé que hay cosas que debilitaron la relación, en cierto sentido mi forma de ser puede ser un poco complicada, dejé que él me celara mucho y eso deterioró la confianza que me tenía. Gerardo se volvió muy absorbente, celoso, demasiado sobreprotector, en otras palabras se volvió stalker. Que ya no tengamos un círculo de amigos de confianza en común y que me haya equivocado con algunas otras cosas, provocaron que ya no sienta lo mismo por él. Dejó de ser una inspiración para mí. Yo busco alguien que me motive a ser mejor, a explorar nuevas cosas, pero con un sentido positivo. Quiero cultivar una relación que me vuelva emprendedor, que me dé fuerzas de seguir adelante.

Jorge escucha con atención.
Jorge: (mira la hora) Se hace tarde, tengo que ir avanzar mi tesis.
Christian: Vale, te embarco.

Christian lo acompaña a que tome su carro. Se dan la mano, sonríen. Jorge se sube al carro. Christian lo observa alejarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.