Runic: La Marioneta

Los caminos fáciles suelen ser engañosos y seductores.

Christian se encuentra en su cuarto, luz baja, cortinas cerradas, mira el techo como si no hubiese mañana.

Es duro pensar que todas las cosas pueden desmoronarse tan rápido, creer que tenías todo y al final tal vez no la pensaste muy bien. Los sentimientos para qué sirven si es que te hacen sufrir tanto y muchas veces no tienes ningún control sobre ellos. La vida puede ser dura en verdad que sí ahora que ya no hay nada por qué luchar. Sin embargo, debo admitir por mucho que duela que las cosas más hermosas de la vida tienen su clímax, cuando son expuestas a situaciones totalmente adversas.

Christian recobra una pequeña sonrisa, saca su laptop y comienza a escribir: Capítulo 1: El Departamento Quemado

Christian suspira, mientras siente como la inspiración toma vida a través de sus dedos.

Las grandes historias se inician cuando uno le presta atención a los más pequeños detalles.

Christian continúa escribiendo. En otro lugar, Daniel se encuentra con Marcos conversando, quién lo ha venido a visitar.

Marcos: Oye ¡Ya no tienes nada en la cara!
Daniel: Sí, la crema es estupenda, gracias.
Marcos: Agradécele a los años de experiencia (se toma un momento) ¿Acabo de llamarme viejo?
Daniel: (risas) Sí (se calma) Hermano, tengo algo que contarte.
Marcos: ¿Qué sucede Dan?
Daniel: Um.. no sé cómo decirte esto, pero creo que eres la única persona que lo entendería.
Marcos: ¿Qué pasó? ¿Te pasó algo?
Daniel: ¿Recuerdas a Gerardo?
Marcos: Um sí, ¿qué hay con él? ¿Te hizo algo?
Daniel: No, él no es malo. Es solo qué…
Marcos: Espera ¡Te estás sonrojando!
Daniel: (sonrojado) shit.
Marcos: Wow… no esperaba que pasaría, o sea en serio?
Daniel: Ya, cállate.
Marcos: ¡Te gusta Gerardo!
Daniel: …
Marcos: wow ¡No puedo creerlo! ¡Mi hermano es gay!
Daniel: ¡QUE TE CALLES!
Marcos: Lo siento, disculpa, es que ando emocionado. En serio, no lo esperaba… Aunque debí imaginármelo, tanta curiosidad por ir a mis fiestas… Oye pero te estarás cuidando no?
Daniel: ¿Qué?
Marcos: O sea tu sabes la historia de las abejitas pero con chicos es distinto…
Daniel: ¡No he hecho nada de eso mal pensado!
Marcos: Ok ok, entonces cuéntame.
Daniel: Bueno en realidad, te quería preguntar cómo es Gerardo.
Marcos: Mira, Gerardo es un gran chico, o sea ha tenido una relación larga que aun no supera, pero realmente es una buena persona.
Daniel: ¿En serio?
Marcos: Igual… aún eres menor de edad.
Daniel: Qué jodido
Marcos: Mira para comenzar, Gerardo debo advertirte está aún un poco tocado por eso de su relación.
Daniel: Él mismo me lo dijo.
Marcos: Bueno Daniboy date cuenta no es un buen partido, deberías comenzar con alguien de tu edad, explorar, consérvalo como tu amigo, pero no lo veas como algo más. Como hermano mayor te pido que lo consideres.
Daniel: Mm… está bien, tienes razón. Gracias
Marcos: No hay porque hermano.

Christian se encuentra frente a la casa de Santiago, aguarda, mira el cielo del atardecer con desolación. Abren la puerta.
Santiago: ¡¡Chris!! ¡¡Viniste!! ¡¡Hace mil años que no me vienes a ver!!
Christian: No exageres, te vi hace poco en la reu de Rune.
Santiago: Es que se te extraña.
Christian: Es que he estado… super mal.
Santiago: ¿Qué pasó? Espera cuéntamelo todo adentro.
Christian: Ok

Ambos pasan y se sientan en la cama de Santiago.
Christian: Lo que sucede es que… (no puede decir nada)
Santiago: ¿Jorge?
Christian: (se sorprende brevemente) sí.
Santiago: Bueno… de alguna forma sabía que terminaría mal, el chico estaba con ese tema de su relación, iba a ser bien difícil que algo saliera bueno de eso. Lo siento amigo, en serio, no me gusta verte así.
Christian: Es que no puedo creer que las cosas hayan terminado así.
Santiago: Despierta, el chico estaba en una relación de 4 años ¿qué esperabas?
Christian: …
Santiago: Bueno es que es así, no puedes luchar contra eso.
Christian: Pero es que Jorge…
Santiago: Jorge.. ¿qué?
Christian: En verdad lo sentí, o sea no puedo creer que a pesar de todo, haya decidido otra cosa.
Santiago: ¿Qué sentiste?
Christian: Su dolor, su sinceridad, se mostró tal cuál conmigo. Y yo también. Fue algo muy especial.
Santiago: Bueno fue bonito.
Christian: Si lo fue.
Santiago: ¿Entonces? La vida sigue.
Christian: No es tan fácil Santiago… No puedo dejar de pensar en eso, y hasta la forma en que lo corté.
Santiago: (se sorprende) ¿Tú… lo cortaste? Pensé que estabas en tu gloria con él.
Christian: Marcos… me comentó sobre lo que había decidido, y pues no quería verlo sufrir. Es difícil, y no podía soportar la situación de no saber más.
Santiago: ¿Marcos te dijo eso?
Christian: Si
Santiago: Debe haber sido difícil, pero hiciste lo correcto ¿por qué no viniste a verme?
Christian: En serio, no podía.
Santiago: Entiendo.
Christian: Lo que no entiendo… es por qué si hice lo correcto… me siento tan mal. Jorge realmente no está bien, o sea no puedo creer que mantenga una relación así, después de todo lo que le ha pasado. Fue difícil, pero trate de darle un consejo sincero, quería que se diera cuenta él.
Santiago: Bueno el chico no es tonto, debe haberlo visto.
Christian: Entonces ¿Por qué?
Santiago: Debe tener sus razones, las cuáles… no sabes. Deberías dejar de pensar tanto las cosas, eso normalmente te causa problemas.
Christian: ¿Si la pienso mucho no?
Santiago: Siii
Christian: Es que no puedo dejar de sentir que hay algo malo en todo esto.
Santiago: Las cosas no salieron como querías, pasa.
Christian: Me rehúso a ello. O sea si se que las cosas no salieron bien, todos cometimos un error en esto. Pero, si es que en verdad las cosas estuviesen bien, no me sentiría así.
Santiago: Entonces ¿qué planeas hacer? ¿Meterte en su relación?
Christian: No… no puedo hacer eso.
Santiago: Entonces déjalo en paz.
Christian: No puedo.
Santiago: El chico tomó una decisión.
Christian: Lo sé, lo hizo, pero aún así me niego a verlo. No puedo creer que después de todo esto, las cosas terminen así. Nunca… pude decirle lo que sentía. Tal vez… si no hubiese sido tan frío, o sea realmente me esmere en serlo, pero creo que no era para que pasaran así las cosas. No titubeé y le mostré un lado mío que ni yo conocía.
Santiago: ¿Te arrepientes?
Christian: No, creo que las cosas pasan por algo. Pero siento que le di la espalda, cuando más me necesitaba y eso me hace sentir peor.
Santiago: Bueno…
Christian: Debe haber algo que pueda hacer.
Santiago: No lo creo.
Christian: Santiago, sé que él ya está en una relación y no me meteré en eso, hallaré la forma, siendo yo, así cómo extrapole mi yo frío, extrapolaré mi lado emocional, sé que a algún sitio me debe llevar. Tengo esperanza, no, tengo fe que las cosas pueden ser de otra manera.
Santiago: (risas) Cuando no tú… te apoyo, alguien tiene que cuidarte para que no te hagas daño.
Christian: Ok, pensaré qué hacer y lo haré.

Marcos se reúne con Roberto.
Marcos: El plan fue todo un éxito. Jorge no sabrá nunca qué lo golpeó y bueno… Christian es solo cuestión de tiempo para que vuelva a verse con Gerardo.
Roberto: ¿Y qué de Runic?
Marcos: La voluntad de Christian está rota, no querrá hacer nada por un buen tiempo. Es más, haré un par de movidas adicionales para desmoronarlo completamente, pero eso ya es por puro placer personal.
Roberto: ¿Celebramos?
Marcos: ¡Obvio! Aunque hay algo de lo que debo advertirte.
Roberto: ¿Uh? ¿Qué cosa?
Marcos: En este tiempo con Christian, escucharlo hablar y todo. Me di cuenta que él realmente quiere a Jorge, y haría cualquier cosa por él, incluso poner sus emociones en segundo plano. Realmente lo quiere. Tú sabes bien cómo yo, que lo más impredecible son las emociones y si bien ahorita está bajo control porque desconfía de ellas, eso en algún momento volverá a salir.
Roberto: ¿Y? Ya será muy tarde para eso.
Marcos: Cierto. Otro detalle, eres consciente que nos encargamos de que ambos fuercen sus lados racionales y cierren los emotivos. Entonces, nada me asegura como ande Jorge realmente, eso lo manejas tú. Pero si él realmente se enamoró del chico, entonces estás metiéndote en una relación en dónde no hay amor, su corazón le pertenece a otro.
Roberto: ¿Amor? No me vengas con cojudeces, eso no existe ¿Acaso no estás satisfecho?
Marcos: Lo estoy, inclusive más de lo normal, salió todo mejor de lo que esperaba. Lo que no entiendo es ¿Por qué hacer esto? O sea sabes que no serás feliz con él nunca.
Roberto: ¿Feliz? Claro que seré feliz, estar con Jorge me hace feliz. No esperaba que Christian se entrometiera, tantos años de esfuerzo y tenía que interponerse en mi camino. Pero lo importante es que con esto ya lo saqué del mapa, para siempre.
Marcos ¿… en tu camino?
Roberto: Lo odio, odio que haya robado lo único que no puedo recuperar.
Marcos: No entiendo
Roberto: Tenías que ser rubia… Te explico, lo amo y nadie me quitará a Jorge ¡Nadie! Ni siquiera ese tal Christian, por más que se haya involucrado sentimentalmente, él seguirá conmigo. Todos estos años, me he encargado personalmente de que nadie se le acerque, nadie lo puede tener más que yo. Pero ese imbécil, se escabulló en mis narices e hizo de las suyas.
Marcos: Suena a que estás exagerando ¿Cómo puedes controlar lo que él sienta?
Roberto: Las emociones son lo único que no puede controlarse, por eso debo manipular el ambiente alrededor de él para que nadie que lo pueda dañar se le acercase ¿Acaso no te has dado cuenta de lo que hemos hecho? Hemos manipulado el entorno para que Christian y Jorge se separen, aunque eso no quite lo que ambos sientan el uno por el otro.
Marcos: (asombrado) ¿Desde hace cuánto estás manipulando los hechos?
Roberto: No sé, no lo recuerdo… Pero yo lo sigo queriendo y lo protegeré de todo mal, de toda persona que le pueda hacer daño. Para eso la única forma de hacerlo es que esté conmigo.
Marcos: ¿O sea que lo forzarás a estar contigo?
Roberto: Obvio que no, él hará su elección, como siempre. Pero en las circunstancias que yo escoja.
Marcos: (sorprendido) …
Roberto: Marcos, te crees todo un #dramaqueen pero lo cierto es que solo estás en pañales. Seré generoso y te daré una cátedra rápida acerca del mundo gay. Todas las personas son manipulables porque tienen vacíos que los hacen así. Entre los gays, donde solo hay discriminación, odio, celos, traición, hipocresía, promiscuidad hace toda esta labor posible. Si lo que describes es cierto, Christian está demostrando amor por Jorge. El problema con el amor es que es impredecible y puede causarle mucho daño, mientras esté conmigo estará a salvo, cuidaré sus emociones del daño que él le pueda hacer. Es más, tanto Jorge como Christian tienen un vacío ahora, por no poder estar con el otro, que podré usar para mantenerlos a distancia.
Marcos: ¿No estás siendo demasiado sobreprotector? No lo estás dejando vivir realmente.
Roberto: Yo solo cuidaré lo que quiero, nada le pasará mientras esté junto a mí.
Marcos: … ¿Entonces me manipulaste a mi también?
Roberto: Viniste en tu propia voluntad, buscabas ser una herramienta de la mía ¿o no?
Marcos: ¡Estás loco! Yo no quiero eso para mí.
Roberto: Es algo tarde
Marcos: No…
Roberto: Marcos, no está de más decirte. Tienes dos opciones: te vuelves mi súbdito o te destruyo.
Marcos: …Vendí mi alma.
Roberto: Hace rato.

Christian está caminando a su casa, triste, pensando las cosas, cuando de repente se choca con alguien. Christian está tan ensimismado que sigue caminando.
Gerardo: ¿Christian?
Christian: ¿Gerardo? ¿Qué haces por acá?
Gerardo: Vine por la iglesia de mi mamá, tu sabes, los domingos venimos por acá.
Christian: Cierto..
Gerardo: ¿Cómo has estado? No te he visto hace mucho.
Christian: Lo sé, he andado con muchas cosas en mi cabeza.
Gerardo: Jorge?
Christian: ¿Por qué todos saben qué tengo en mi cabeza?
Gerardo: (risas) Se te puede leer en la cara.
Christian: (risas)
Gerardo: Te conozco desde hace tiempo, no hemos estado dos años por las puras, sé cuando estás pensando en otras cosas o en otra persona.
Christian: Me conoces demasiado bien.
Gerardo: (se acerca) Oye mira yo sé que andas súper down con el tema de Jorge, pero tú sabes que siempre podrás contar conmigo. Eres todo para mí.
Christian: …
Gerardo: (avanza un poco más) Yo quiero que estés bien, te quiero sabes, no quiero verte lastimado, ni nada por nadie. Eres la persona que siempre he querido y quiero desde siempre, siempre, siempre me vas a tener, no importa lo que pase ¿Tú me quieres?
Christian: Sí te quiero.

Ambos se besan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.