Aarón. El Moro

Aaron, el moro, es un personaje de la obra de William Shakespeare: Titus Andronicus. Este personaje es una parte esencial de la trama, dado que sin su maquiavélica mente no se lograrían llevar a cabo diversos asesinatos y desagarradores episodios para los personajes de la historia.

Ante una primera impresión el personaje nos muestra un reflejo puro de la maldad. Si nos ponemos en contexto, durante la época de Shakespeare, había mucha controversia en cuanto a personajes de otros países, religiones y razas. Las diferencias culturales fueron expuestas en esos escritos y Shakespeare no fue de menos, escribiendo su primera obra de género trágico y una de las más comentadas por su crueldad escénica. Dentro de ese contexto, las personas de color eran temidas por una imagen basada en los prejuicios de una cultura y costumbres desconocidas, además de una sexualidad desenfrenada. Para muchos, ellos eran personas de mal vivir, un estereotipo que se llevó a las tablas y se cierne dentro del personaje de Aaron. No tendría otro sentido, puesto que no hay suficientes evidencias en la obra como para merecer a este personaje de una historia específica, más se dejan las puertas abiertas para la imaginación.

 At II.iii.39, he tells Tamora, “Blood and revenge are hammering in my head”.

Si bien Aarón, plantea la idea de venganza, tema de la obra, pues nunca se da a entender si tenía alguna razón para desatarla contra la familia de Tito Andronico, más allá de la derrota y su captura. Por eso se plantea que su naturaleza sea la maldad, pues no muestra nunca algún tipo de reserva o piedad. El se enardece de sus crueles actos de lesa humanidad, ya que no tiene un código moral más que a si mismo y sus intereses personales. Dado lo planteado, este personaje se muestra alegre ante el público, al punto de parecer que se encuentra confabulando con él al narrar su perspectiva en los eventos a su alrededor. La idea de una vitalidad intensa y la forma juguetona de expresar sus fechorías tientan a los espectadores a olvidarse de quien es realmente Aarón.

Su plan se centra en la venganza en contra de Titus, Aarón utlizará los deseos lujuriosos de los hijos de Tamora, quien los persuade de que obtengan lo que anhelan a través de la fuerza, ello se traduce en la violación y mutilación del cuerpo de Lavinia. El hecho no solo termina ahí, sino que astutamente desencadena una serie de hechos que hace que apresen a los dos de los hijos de Tito, la muerte de Basiano y una de las extremidades de Tito (su mano), hecho que asegura el destino mortal de sus hijos acusados de asesinato. Aarón se regodea de su capacidad para planear y hacer sufrir a los demás.

Su rol como el amante de Tamora, juega un papel esencial en su personaje, pues por un lado es reflejo de su capacidad para seducir y hacer provecho de sus armas sexuales para poder sumir a la reina ante su virilidad y atractivo sexual. Por otro lado, con esa conquista pues se asegura un sitio real y de comodidad en la sociedad, posición desde la cual puede desarrollar a diestra y siniestra sus planes.

Su rol al representar a su raza, es defender a un sector de la humanidad temido por los estereotipos, el a diferencia de otros que podrían sentirse menos, coge los atributos relacionados y los usa como armas para inspirar miedo, respeto y poder llevar a cabo sus macabros planes sin ser necesariamente objeto directo de culpabilidad en el reino.

Su rol como padre, pues nos muestra una faceta completamente inesperada, pues defiende la vida de su hijo a costa de otra. Lo que se contrapone directamente a la forma de actuar de la familia de Andronico, este muestra tener valores familiares que la defienden, en contraste con Tito, quien asesina a dos de sus hijos y antepone el honor a la familia. Desafía las órdenes directas de la reina, se enfrenta a sus dos hijos y decide huir por el bienestar de su descendencia. Esta faceta le devuelve al malvado Aarón su lado humano.
Sin embargo, la maldad no desaparece, su hijo es llamado demonio y él no lo niega, más bien lo alaga, siendo una materia de júvilo y que su madre Tamora es su guarida.

Podríamos tener en cuenta, dada su forma extremadamente mala de pensar, que su hijo representa la descendencia de su forma de ser, pues quiere dejar el legado de la maldad y la única forma es a través de su dinastía, por ello es que lo defiende a costa de su propia vida. Él sabe que tarde o temprano morirá y lo que quedará en este mundo será solo su hijo, hasta en sus últimos momentos de vida no deja de pensar calculadoramente.

¿Qué motiva a Aarón? 
Nunca se menciona explícitamente, pues solo podemos deducir a partir de sus diálogos es que los actos malévolos de la obra no han sido los primeros y que parte de su forma de ser es pues manipular sus entornos para causar dolor. Entonces es probable que estemos frente a un psicópata, quién no siente ninguna clase de culpa por sus acciones terribles.

¿Qué es la psicopatía?
Un transtorno antisocial de la personalidad. Esto no implica necesariamente que esas personas sean ‘malas’, simplemente que no sienten empatía por el prójimo ni remordimiento por sus actos, con todo lo que esto significa. Viven bajo sus propias reglas, y solo sienten culpa cuando rompen con su código.
Para los psicópatas las personas son cosas, objetos que sirven para satisfacer sus propios intereses. Si su ‘programación’ no implica lastimar al otro, no lo harán. Y podrán vivir en comunidad porque comprenden los códigos sociales. Se adaptan. Lo terrible sucede cuando no pueden evitar hacer daño. Pero la mayoría no comente delitos, aunque no tienen reparos en mentir, manipular o lastimar para conseguir lo que tienen en mente.

Faceta interpersonal:
1. Tienen gran oratoria y encanto. Son simpáticos y conquistadores en primera instancia.
2. Poseen una autoestima exagerada. Se creen mejores que el resto.
3. Mienten patológicamente. Engañan sobre todo para conseguir beneficios o justificar sus conductas.
4. Se comportan manipuladoramente. Y, si son lo suficientemente inteligentes, los demás no notarán estas conductas psicopáticas.

Faceta afectiva:
5. No sienten remordimiento o culpa. Jamás se sienten en deuda.
6. Afectivamente son frívolos y superficiales. No conciben emociones, aunque pueden simularlas llegado el caso.
7. Les falta empatía. Son indiferentes. Y hasta pueden manifestar crueldad.
8. Tienen una incapacidad patológica para asumir su responsabilidad en los hechos. No aceptan sus errores. Por ello raramente solicitan una asistencia psicológica, ya que para ellos el problema siempre lo tienen los otros.

Faceta estilo de vida:
9. Necesitan constantemente estímulos. Caen con facilidad en el aburrimiento.
10. Les gusta un estilo de vida parasitario.
11. Actúan descontroladamente.
12. Carecen de metas realistas a largo plazo. Viven como nómadas, sin dirección.
13. Se comportan impulsivamente. Con recurrentes actos no premeditados. Sumada una falta de reflexión sobre las consecuencias de sus acciones.
14. Son irresponsables.

Faceta antisocial:
15. Tienden a delinquir durante la juventud.
16. Muestran problemas de conducta desde la niñez.
17. Padecieron la revocación de su libertad condicional.
18. Cuentan con versatilidad para la acción criminal. Tienen predilección por las estafas y los delitos que requieran de la manipulación del otro.

Otras no incluidas en ningún factor ni faceta:
19. Tienden a una vida sexual promiscua. Con varias relaciones breves y mantenidas simultáneamente. Les gusta compartir abiertamente sus proezas sexuales y conquistas.
20. Acumulan muchos matrimonios de corta duración. No se comprometen a largo plazo, por la informalidad con la que se plantean el vínculo.

Éstas son sus apariciones en la obra:
1.1 : Un prisionero de guerra , Aaron se pasea por las calles de Roma junto con Tamora y algunos prisioneros godos.
Durante esta primera etapa muestra su capacidad para actuar de acuerdo a los acontecimientos, mantiene el silencio, una estrategia que le va a permitir observar y plantear el tablero de juego.
2.1 : Después de ser puesto en libertad , Aaron ofrece un soliloquio (un largo discurso que revela los pensamientos más íntimos de un personaje) . Él dice que está emocionado de que Tamora es ahora una poderosa emperatriz. Ella es su esclavo sexual , lo que significa que Aaron es ahora lo suficientemente potente como para destruir Roma.
Aarón se regodea con que su amante se convierta en emperatriz pues ve los beneficios de ello, muestra a través de este monólogo su afinidad a la villanía.
2.1 : Aaron oye a Demetrio y Quirón discutiendo sobre quién debe cortejar a Lavinia​​. Aaron los convence que deben violarla en el bosque mientras todos los demás están de caza .
2.3 : Aaron oculta una bolsa de oro bajo un árbol en el bosque. Cuando Tamora aparece y quiere averiguar, Aaron dice que está demasiado ocupado pensando en la venganza para tener sexo con ella. Aaron da Tamora una carta falsificada y le instruye a dar a Saturnino. Luego sale corriendo cuando ve a Lavinia y Bassianus acerca.
2.3 : Aaron envía a Demetrio y Quirón al lugar en el bosque donde Tamora, Lavinia y Bassianus están parados para que puedan consumar la violación de Lavinia .
2.3 : Aaron atrae a Quinto y Mucio a un hoyo en el bosque, donde Demetrio y Quirón han arrojado el cadáver de Bassianus. Cuando Mucio cae, Aaron se escapa y va por Saturnino.
2.3 : De regreso al hoyo, Aaron mira como se desarrollan los hechos – Saturnino ve el cadáver de su hermano y lee la carta falsa en donde parece que Quinto y Mucio le pagaron a un leñador para que mate a Bassianus. Aaron muestra la evidencia falsa “Aquí está la bolsa de oro para demostrarlo”
3.1 : En la casa de Tito, Aaron le corta la mano a Tito después de engañar a Tito en creer de que Saturnino liberará Martius y Quinto, si Tito sacrifica una extremidad.
4.2: Aaron descubre que la esposa de Saturnino, Tamora, ha dado a luz a su hijo. Mata a la enfermera de Tamora para que la mujer no pueda decirle a nadie sobre esto .
4.2: Aaron trama un plan para sustituir a un bebé blanco para su hijo negro por lo que el emperador no sabrá Tamora lo ha estado engañando .
4.2: Aaron lleva a su bebé al bosque, donde tiene previsto elevarlo a ser un guerrero .
5.1: Aaron es capturado y confiesa todo lo que los romanos planean, para que no se cuelgue a su hijo en un árbol.
5.3: Aaron es sentenciado a ser enterrado hasta el pecho en el suelo, donde va a ser abandonado hasta su muerte.

Links de Interés:
La Obra
Las Patriarquías en Tito
Información y Contexto: Tito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.