Cuento Corto | Palabras de Adiós

2017

Me siento perdido, con un gran dolor en el pecho y sin embargo con el coraje de presentarme ante éstas personas que me miran detenidamente. Algunos se muestran incómodos por mi presencia, otros me miran con mucha curiosidad ¿qué irá a decir?, deben estar pensando.

Casi nadie en esta iglesia me conoce, pero yo le conocí durante un tiempo de su vida y quiero dar unas palabras en su memoria.

En mi corazón siempre estará él, no es algo que se pueda superar, sino que vive dentro de uno. Si llegamos a este punto es que nunca pudimos resolverlo en vida. Nunca pude descifrar cómo hacértelo saber, tan solo quería una oportunidad para poder reentablar una conexión contigo. No iba a ser nada fácil, pero si hubiese estado en tus zapatos yo sí te la habría dado. Pasó poco después que alguien de mi pasado me encontró, me dijo que le diera una oportunidad, y a diferencia de nuestra situación, le dije que sí. Me pregunté ¿Por qué era tan difícil para ti decir que sí? Así que acepté. Fui feliz, me siento muy bien, es el tipo de persona con la que quieres pasar todos tus días, su compañía y comprensión es lo que me hizo seguir adelante.

Entonces me rendí, a pesar de saber dentro de mí lo que perdía. Sé que mi corazón quería acompañarte por el resto de nuestras vidas y muy a pesar mío, lo sigue haciendo hasta este momento ¿Cómo saber o reconocer a la persona que quieres en tu vida? Tu corazón lo sabe, una vez que la conozcas lo sabrás y nunca más podrás olvidarla. Tu mismo ser te lo hará presente cada día, aunque esté lejos o quiera olvidarte. Yo escuché a mi corazón y mantuve silencio por mucho tiempo ¿Tal vez debí luchar más? Pero ¿cómo darse cuenta que esa persona lo es? Yo me di cuenta con el tiempo fui creciendo con ese sentimiento que a pesar de haber perdido, me acompañaba y no podía superar. La verdad de las cosas es que un mal amor se supera, el amor real lo vives para siempre. Eso es lo que me pasó, en mi vida quería encontrar a la persona indicada y ésta se convirtió en la historia de cómo la perdí para siempre.

(Continuará…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s