Runic | Tal vez asistiré

La noche es joven, ingresan a la pista de baile dos chicos. El primero, baila coquetamente con pasos improvisados, pero da a notar que está dispuesto a pasarla bien esa noche. El segundo, un simpático chico de lentes, aunque de pasos torpes, contrasta bien al ritmo de los movimientos de su pareja de baile. Este último es un conocido videoblogger de Youtube llamado Geek, en su canal actualiza y critica las nuevas novedades de los grandes emporios de tecnología, es por ello que no es poco usual verlo llevando el más último gadget que ha lanzado Samsung Apple, pues lo auspician varias marcas.

‘Es bueno que hayas podido salir conmigo Under, siempre andas ocupado con la administración de la red social.’ Geek le comenta a su pareja de baile.

‘El trabajo, ya sabes como es. No falta el día en que algún usuario necesita soporte. Tu caso es más sencillo, lo puedes dejar todo programado, a mi me toca ver la atención al cliente.’ le responde, son socios.

‘Tienes razón’ responde entre risas Geek. ‘Pero eso no quita que te des el tiempo para salir con tus amigos y distraerte, es importante que tu mente se desconecte de vez en cuando sino te volverás loco, creo que tendremos que revisar la gestión de las consultas y hacerlo más llevadero, tus fans me lo agradecerán.’ Geek le guiña el ojo a Under.

‘Si tengo que recibir otro mensaje de un usuario que se queja porque otro no le responde a sus piropos, me volveré loco. ¿No entiende la gente que cuando te dejan “en visto” es como decir que “No amigo, next”. Pero te agradezco Geek, salir un rato era lo que necesitaba.’ Under mira a su alrededor. ‘¿Y tu hermano? No lo veo.’

Geek escanea la habitación. ‘Cierto, iré a dar una vuelta. ¿Quieres algo para tomar?’ Under acepta el ofrecimiento, pero no quiere dejar de bailar por ahora, quiere aprovechar al máximo las horas de ocio que tiene en frente, así que deja ir a Geek.

La noche avanza y la habitación ahora cuenta con más personas que, seducidos por la música, ahora bailan alrededor de Under. Él está tan concentrado en disfrutar de la música que no puede evitar tropezarse con alguien.

‘Cuidado Under, la música está buenaza pero no es razón para que bailes a ciegas.’ Le dice un atropellado Smart, mientras se recupera rápidamente y es quien ahora sostiene en brazos a Under.

‘¡Disculpa, no te vi! ¿Smart? Pensé que no vendrías.’ Under no puede evitar esbozar una elegante sonrisa que se le escapa por unos instantes de control, sus ojos brillan de alegría. Smart le pregunta por qué creía que no vendría.

‘Porque pusiste ‘tal vez asistiré’, lo que se traduce en menos de 10% de probabilidades de que hayas venido.’ Under responde con una lógica conjetura y Smart medita su respuesta mientras su mirada se desvía para poder observar que Under no ha dejado de bailar a pesar de estar conversando con él. Su ritmo es contagiante, su cuerpo no puede negar la invitación a seguirle el paso.

‘Yo siempre pongo ‘tal vez asistiré’ a los eventos. Así no tengo que comprometerme a asistir a alguno.’ Smart responde con elocuencia. ‘Me ha salvado en más de una ocasión. Créeme, funciona para todo, hasta para esa cena incómoda familiar a la que no quieres ir.’

Under confiesa que las reuniones familiares pueden ser algo incómodas, pero tiene un punto de vista diferente: ‘Son esos pequeños momentos los que te permiten compartir con tus seres queridos.’

‘No pensarías igual si tuvieses que vivir con casi la mitad de tu familia en el mismo techo.’ Under rosa la mano de Smart, lo cual provoca una pequeña descarga eléctrica en su mano. ‘¿Estás bien?’ Under asiente, pero no puede evitar revelar su impresión de ese suceso tan peculiar.

‘¿En qué piensas?’ le pregunta Smart, mientras este le coge de sorpresa la mano y guía a su pareja de baile sobre su eje. Under recupera su compostura y sigue su instinto, se acerca al oído de Smart y le susurra. ‘El ser humano no nació para estar solo.’

‘Es cierto, pero discúlpame si no puedo evitar asociar esa frase a una excusa para una relación… poliamorosa.’ Smart le responde con algo de melancolía en sus palabras, pues en lo profundo de su mente revive algunos hechos de su pasado no muy lejano. Por unos instantes, su rostro cuenta la historia de alguien que había recibido duros golpes en la vida y que había tenido que adaptarse a su entorno para sobrevivir. ‘Que pena que la monogamia sea producto de la cultura y no de la naturaleza.’

Al terminarse la canción que bailaban, Under mantiene contacto visual con Smart y le responde con una seguridad contagiante, levantando con ternura su rostro para que sus miradas se crucen una vez más. ‘La cultura es producto de nuestra evolución, al final queda en nosotros decidir qué camino seguir y con quién recorrerlo. Smart no sé que te haya pasado antes, pero te diré algo que siempre me repito: Mira adelante, no puedes dejar que el pasado defina tu futuro.’ Con estas palabras, coge a Smart desprevenido, dejándolo atontado por unos segundos y evidenciando como su mirada se ha perdido en el profundo vórtice de los ojos de Under, mientras siente como su corazón se emociona, pues mucho ha pasado desde que no conocía a alguien que se mostraba comprensivo con él. Sintió en ese instante, una conexión con alguien que mostraba tener algo en común con su pasado y que nadie más había notado más allá de la superficialidad de su perfil y nombre de usuario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .